martes, 7 de marzo de 2017

GARBANZOS CON GAMBONES Y JAMÓN IBÉRICO

Después de un fin de semana bien liadillo del que por supuesto os hablaré mas adelante y unos días de trabajo que me quedan antes de empezar mis vacaciones, he querido compartir con vosotros otro plato calentito, bien fácil y rápido de hacer. 

Gracias a tod@s por dar vida a mi blog y formar parte de él, así da siempre gusto seguir adelante con nuevas publicaciones jeje.
 En unos diillas os daré pistas si puedo de donde me encuentro de vacaciones, a ver quien lo acierta!!!



INGREDIENTES:

- 1 cebolla
- 1 pimiento
- 1 tomate
- 1 bote de garbanzos precocidos
- 6 u 8 gambones (yo use PESCANOVA)
- jamón ibérico

- sal
- aceite de oliva
- agua
- pimentón picante (opcional)

- escamas de pimentón agridulce (LA CHINATA)

ELABORACIÓN:

En primer lugar, cortamos la cebolla , el pimiento y el tomate (a groso modo tal y como se ve en la imagen de abajo). Por otra parte, pelamos los gambones, los cortamos en tres trozos (aproximadamente según el gusto y el tamaño de estos) y reservamos 3 o 4 cabezas.

Seguidamente, ponemos una olla con un poco de aceite a fuego medio y rehogamos en ella las verduras, junto con los gambones y las cabezas de estos. Añadimos un poco de pimentón picante y removemos. Antes de que las verduras empiecen a tomar color , retiramos las cabezas de los gambones y las desechamos (para no excedernos con el sabor). Por otro lado, apartamos los gambones (de manera que se hagan lo justo para darle un poco de sabor a las verduras y se terminen de hacer al final del todo).

Incorporamos el agua de manera que cubra las verduras y dejamos cocer a fuego medio-bajo.

Cuando las verduras estén tiernas, las trituramos e incorporamos a la olla los garbanzos ( bien lavados y escurridos previamente), los gambones (para que se terminen de hacer) y el jamón ibérico (cortado en brunoise). 

Dejamos cocer unos minutos, ponemos a punto de sal y listo para servir.

A la hora de emplatar podéis añadir unas escamas de pimentón agridulce (os sorprenderá como realza el sabor del plato si no lo habéis probado con anterioridad).